Buenos días, no renuncies a Dios porque Dios nunca renunciará a ti

Buenos días, no renuncies, Dios está trabajando en este momento haciendo lo imposible para ti, para darte la bendición que necesitas para lograr ese propósito ¡Confía!

No renuncies por haber perdido una batalla, Dios tiene preparadas grandes bendiciones para ti ¡Alégrate!

Comparte si te ha Gustado: