Un día perfecto puede ser soleado y también lluvioso, depende de la actitud

Un día perfecto puede ser soleado y también lluvioso, depende de la actitud

Comparte si te ha Gustado: